Viviravela

SERGI Capitán del Viviravela

Casualidades de la Vida, viví el mar.

 

Mi historia como marino digamos que no es muy extensa. En 2012, en un viaje a Malta alquilamos un HobieCat, un pequeño catamaran para 2 personas. La volví a «cagar», me picó el gusanillo de la vela y ya ves, por ahí canalicé lo que sería mi gran aventura.

Suelo ser impulsivo y curioso, por eso cada vez que viajo algún lugar valoro la posibilidad de vivir allí.  El problema es que no se puede tener una casa en cada rincón del planeta. Así que ese día encontré la solución: vivir a vela.

Estoy seguro que la vida a bordo de nuestro velero va ha posibilitar que mi sueño se haga realidad.

Además, en ningún lugar me siento tan libre como en el mar.

 

 

 

 

COSA QUE VEO, COSA QUE QUIERO

 

Mis pasos para ganar experiencia

Considero que ser el responsable de gobernar una embarcación, no es cosa que debe tomarse a la ligera. Va más de prudencia, que de saber «manejar la rueda del timón». Las titulaciones son necesarias para cumplir la legislación (que en realidad es lo que menos importa), y para que el seguro cubra los posibles incidentes.

La experiencia, eso sí que es lo importante. La experiencia como con cualquier cosa solo se gana con horas y días. En nuestro caso estando en el mar, navegando, fodeando….y sin lugar a dudas, «comiendote» alguna travesía o fondeo con vientos y mar hostil.

«Ningún mar en calma hizo experto a un marinero»

 

 

Sergi Viviravela
Sergi